/?section_id=5053

Transmilenio en el occidente de Bogotá !una prioridad!

03/02/2015

Por: David Luna

En los últimos años ha sido evidente el crecimiento acelerado de Bogotá, pues aparte de ser la capital del país, es la ciudad donde se concentran las oportunidades y se focaliza la actividad económica y de inversión.

Este tema debe ser una alerta, porque como lo he dicho en varias oportunidades durante los últimos días, nuestra ciudad lleva 12 años de estancamiento, con un avance lentísimo en materia de infraestructura y sobretodo en la movilización de sus habitantes. Y por supuesto que este avance en cámara lenta ha tenido graves consecuencias, basta con preguntarle a un bogotano de a píe cual es el principal problema de Bogotá y seguramente contestará:  “tener las mismas vías de hace varios años con muchos más carros”. En pocas palabras, Bogotá no tiene la capacidad de satisfacer la nesecidades diarias de sus habitantes.

La crisis por el atraso de la ciudad, ha sido acompañado de malas decisiones y de falta de planeación. A parte de la accidentada implementación del Sistema Integrado de Transporte, SITP, entre el 2009 y el 2012, la ciudadanía no ha encontrado avance alguno en el desarrollo de sistemas masivos eficaces.  ¿Cómo es posible que en el occidente de Bogotá, donde se concentra la mayoría de la población total de la ciudad, no haya ni una sola vía principal que cuente con un eficiente sistema de transporte masivo, que garanticen una movilidad decente y competitiva? 

El occidente representa más del 60% de la población total de la ciudad distribuida en 6 localidades: Ciudad Bolívar, Bosa, Kennedy, Fontibón, Engativá y Suba. Los datos son tan impactantes que afirman que Ciudad Bolívar y Engativá tienen más población que ciudades como Cúcuta y que Bosa es más grande que Soledad, Atlántico.  

Resulta entonces necesario hacer un análisis conociendo la distribución de los habitantes. Hablando de Transmilenio, las troncales existentes están ubicadas en su mayoría entre el centro y el oriente de Bogotá, la Avenida Caracas, la Carrera Décima, los buses híbridos del SITP por la carrera séptima, dejando de lado el desarrollo la parte occidental. 

Cuando inició la alcaldía de la Bogotá Humana, en el año 2012, el Distrito aseguró que la avenida Boyacá o la avenida 68 contarían con troncales de Transmilenio para aliviar la crisis de movilidad que viven ciudadanos que viven o trabajan en el occidente. 

Por ejemplo, la avenida 68 es una vía que nace desde Venecia al sur de Bogotá y termina en el barrio La Floresta donde se convierte en la calle 100, en esta avenida la troncal de Transmilenio cubriría 20 kilómetros atravesando así la ciudad de sur a norte, con carriles mixtos, andenes y ciclo rutas. Así mismo permitiría la conexión de portales como el de Usme con la Boyacá, Molinos y Yomasa, facilitando el desplazamiento de personas que cubren rutas desde barrios del sur y  mejorando el ingreso desde Soacha a Bogotá entre otras. 

Gracias a la inversión del gobierno del Presidente Santos, Bogotá contará con 6 billones de pesos para la construcción del metro y 1 billón más para otras obras de movilidad, por eso  puedo afirmar que la troncal de la 68 es completamente viable, es más, el valor de los 20 kilómetros sería igual que el de 1 km de los 26 que se tienen presupuestados para la primera línea del metro y movilizaría la misma cantidad de personas. 

Los bogotanos, somos conscientes de que Transmilenio tiene un atraso de casi 10 años, pero también estoy seguro de que se puede, que en la ciudad se puede construir sobre lo construido, que hay formas de hacer la ciudad más moderna y más conectada, cubriendo estas rutas, junto con el sistema integrado, la ciudad contaría casi con una total conexión entre sur y norte, entre oriente y occidente, cumpliendo con la meta de tener una Bogotá con mejores condiciones de movilidad, ¿Con metro? Claro, pero con Transmilenio también. Estoy seguro que Bogotá puede otra vez progresa. #PodemosOtraVez 

@lunadavid