/?section_id=5053

Con paz, más inversión social

19/01/2015

Por: Editorial

El mandatario aseveró que si se logran silenciar los fusiles con la consecución de los acuerdos de paz en La Habana, los esfuerzos que hoy se destinan a la guerra serán reorientados a la inversión social, a los nacionales con mayores necesidades.

El anuncio, que se dio al inaugurar un estadio de fútbol en Antioquia, también llevaba implícito un mensaje esperanzador para los ciudadanos que han visto en los últimos meses cómo se deteriora la seguridad en las ciudades.

Santos dijo que con la firma de la paz, las autoridades se podrán concentrar aún más en garantizar la seguridad ciudadana. “La seguridad ciudadana va a poder tener mucho más pie de fuerza y muchos más ingresos, muchos más recursos, para proteger el diario vivir de los andinos, de los antioqueños, de los colombianos”, sostuvo.

Este es un importante anuncio si se tiene en cuenta que los indicadores, en este caso del Huila, no son alentadores en esta materia. A pesar del actuar de la Policía y el Ejército, hay una actividad delincuencial que no parece tener límites.

La descomposición social, los asesinatos, robos, son el pan de cada día para muchos huilenses y colombianos que ya están desesperados y no ven una pronta salida a este flagelo que se está tomando, además de las grandes ciudades, las medianas y pequeñas.

Por último, el presidente Santos reiteró la necesidad de que los colombianos comprendan la importancia de los dividendos de la paz. “El pueblo colombiano tiene que comenzar a entender los dividendos de la paz y uno de esos dividendos va a ser en seguridad ciudadana”, concluyó.

No hay mejor dividendo que la paz, que el silencio de los fusiles y la llegada a la sociedad de una guerrilla desmovilizada que pone la cara, admite sus faltas y está dispuesta a pagar por los delitos que cometieron. Lo demás es impunidad.

Por otra parte, los colombianos debemos valorar este principio o condición en el país. Durante décadas los presupuestos, las estrategias y los planes para el país estaban dirigidos a la guerra, a la compra de aviones, de helicópteros, al combate contra los subversivos o los delincuentes.

Este cambio traería una fundamental reingeniería a todo lo que ha vivido el país por mucho tiempo. La paz trae el progreso del país, un crecimiento de la economía, de la inversión, Colombia sería visto con otros ojos por parte de la comunidad internacional.

Ayer, las dos delegaciones, a través de un comunicado, anunciaron lo que será la cronología y metodología del primer ciclo de conversaciones de este año, que empezará el próximo mes.

Lo relacionado con el cese bilateral y el desescalamiento del conflicto se abordará los primeros días de febrero y transversalmente a las discusiones que ya van adelantadas sobre las víctimas.

“Se acordó que durante el ciclo las delegaciones discutirán el alcance y metodología de trabajo de la sub comisión del Punto 3 “Fin del conflicto”, indicaron. Además, confirmaron también que el próximo ciclo iniciará el 2 de febrero y finalizará el 10 del mismo mes.

Tomado de Diario del Huila 

www.diariodelhuila.com