/?section_id=5053

Cómo gobernar bien

12/02/2015

Por: Mauricio Rodríguez Múnera.

Los líderes son quienes hacen posible la existencia del buen gobierno. Sus acciones y omisiones determinan la calidad  de los múltiples servicios que la administración pública debe brindar a todos los ciudadanos. Por lo tanto vale la pena reflexionar sobre cuáles son los atributos principales que debe tener un líder para cumplir  con excelencia su misión. Estos son las cinco características esenciales del buen líder:

Visionario
Es indispensable tener un sueño ambicioso pero factible de convertir en realidad,  un nuevo modelo o paradigma que implique una transformación positiva de la vida del público objetivo. Sin una visión que sirva como carta de navegación a los líderes y como fuente de motivación para los seguidores, es imposible alcanzar metas valiosas. 
Una buena visión se construye con varios ingredientes: conocimientos profundos de la historia y de la situación actual; análisis de experiencias exitosas y de las mejores prácticas, hechos por expertos; e ideas creativas generadas por un equipo de trabajo que reúna talentos diversos.

Estratégico
La estrategia es el arte de escoger el mejor camino para llegar a una meta importante. Es indispensable que los líderes le dediquen buen tiempo a evaluar con profundidad las diferentes opciones, antes de embarcarse por determinada ruta.

La competitividad de una nación, una ciudad, una empresa, una entidad pública o un individuo depende de su productividad en el uso de sus recursos. Dicha productividad es la sumatoria de dos componentes: eficiencia (hacer las cosas bien) y eficacia ( hacer las cosas que se deben hacer). Tal eficacia se logra precisamente cuando el pensamiento estratégico selecciona la alternativa óptima.

Buen comunicador 
No basta con tener buenos planes y tomar decisiones acertadas. Hay que comunicar con claridad y de manera inspiradora no solo lo que se está haciendo, sino además porqué se está haciendo. Esa no es tarea fácil, exige el dominio de técnicas y habilidades nada sencillas, mucha disciplina y gran carisma personal.

Corajudo
Un buen gobierno tiene que desafiar el status quo mediante reformas y otras innovaciones que en muchos casos afectan intereses creados, generan incertidumbre y ansiedad, y son rechazadas por quienes no les gusta salir de  su “zona de confort “ ( su rutina, lo conocido, sus hábitos). Por lo tanto los líderes deben tener gran valentía para resistir los ataques despiadados de opositores irracionales, las críticas viscerales de enemigos del cambio  y la incomprensión de  algunos ciudadanos que a veces no pueden o no quieren sintonizarse con nuevas formas de vivir.
Con mucha razón, un famoso presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, afirmó que el coraje es la cualidad más importante de un líder, porque sin coraje todas las demás cualidades de poco o nada sirven.

Ejecutor
Lo que cuenta es lo que se hace, lo que se logra. Porque de  tan solo buenas intenciones está pavimentado el camino al infierno. El esfuerzo y la buena voluntad  tienen que producir resultados concretos que beneficien a los ciudadanos. Indira Gandhi, la gran líder de India, le decía a sus subalternos: “No me cuenten los dolores del parto, muéstrenme la criatura”. 

La mejor definición de liderazgo que conozco sostiene que un gran líder es quien tiene la habilidad  de pensar en grande y –simultáneamente- la capacidad de convertir sus ideas en realidad.

Mauricio Rodríguez Múnera

Profesor de Liderazgo - Universidad de los Andes