/?section_id=5066

Los jóvenes barranquilleros no estamos solos

02/02/2015

Por: Fernando Gutiérrez Ruiz

Hablar de cada una de las políticas del presidente Juan Manuel Santos en este gobierno para los jóvenes sería escribir un texto muy amplio. Por eso mencionaré solo algunas de sus gestiones o políticas como bien quieran llamarle. 

Iniciaría hablando de paz o haría mención a sus programas de Colombia más educada, Vivienda, Reparación Integral a Victimas, Empleo, Recuperación del Agro y la participación, inclusión y respeto para los sectores sociales como jóvenes, mujeres, indígenas, negritudes, LGTBI y etnias en general. 

Hoy una de las problemáticas que afecta a los jóvenes y la paz de nuestra ciudad es el amplio índice de homicidios, y hay que decir que los jóvenes no son solo victimarios sino también víctimas. Barranquilla tiene un número de 91 pandillas en sus cinco localidades, donde las modalidades más frecuentes de asesinato son el sicariato y las riñas. Vemos también que la mayoría de los pandilleros protagonizan frecuentes disputas con pandillas oponentes en las que han resultado heridos o muertos. Ahora bien, la mayoría de los jóvenes que pertenecen a estas organizaciones juveniles son reconocidos y protegidos por algunas familias de sus barrios, probablemente porque estas derivan el sustento familiar de lo comprado directamente a ellos.

Después de varios análisis y estudios de esta problemática, se ha conocido que el 87% de los jóvenes que pertenecen a estos grupos son miembros de familias disfuncionales donde la delincuencia, contiendas y violencia intrafamiliar son comunes y repetitivas. Con el plan de acción guiado por la Presidencia de la Republica durante el año 2010 apoyando a nuestra administración distrital, en cabeza de la Secretaría de Gobierno, la Gerencia de Proyectos Especiales, el SENA y la Policía Nacional, se inició un proceso de identificación y caracterización en barrios de Barranquilla con la población identificada por la policía como miembros de pandillas. Para ello se realizó un estudio de tipo exploratorio, de diseño no experimental, transversal y descriptivo, con el objetivo de mantener un enfoque abierto que hiciera posible identificar elementos nuevos. Donde se identificaron sus razones o motivos, consumos de drogas y alcohol, pactos entre pandillas, fronteras invisibles entre otras muchas.

El gobierno del presidente Santos, comprometido en la solución de esta problemática como la de muchas más, implemento una política llamada ‘Vamos por más para los Jóvenes’ donde se expidió la Ley 1622 de 2013 “Estatuto de Ciudadanía Juvenil”.

Gracias a esto se brinda educación gratis en todas las instituciones públicas a más de 8.900.000 estudiantes y también se amplió la cobertura escolar para niños y jóvenes campesinos donde hay más de 80.000 beneficiarios. Se trabaja también para reducir los intereses en los créditos del ICETEX. Se alcanzó una tasa de interés real del 0%, la promoción de proyectos ofrecidos por el programa Colombia Joven, en cabeza del entonces director Gabriel Jaime Gómez y ahora bajo la dirección de Juan Carlos Reyes, como las casas de la Juventudes, Empleo y Emprendimiento, Tarjeta Joven y Golombiao.

Así mismo, se conformaron y fortalecieron 234 Consejos Municipales, 17 Consejos Departamentales y 4 Consejos Distritales de Juventud. No suficiente con esto el presidente Santos implementará la creación del Banco Nacional de Proyectos Juveniles (BNPJ) que apoyará a nuestros jóvenes emprendedores con capital semilla para convertir sus proyectos en realidad, esto se hará de manera articulada con el programa iNNpulsa de Bancóldex que apoya la innovación y el emprendimiento. El fortalecimiento del Programa Presidencial Colombia Joven para que tenga una mayor presencia territorial en los Consejos Municipales y Departamentales de Juventud igualmente en los mecanismos de participación ciudadana para jóvenes contemplados en el Sistema Nacional de Juventud. Se continuará y ampliará la oferta de becas-crédito del ICETEX con una tasa de interés real del 0%, para que más jóvenes puedan acceder a la educación superior o a través del SENA se continuará ofreciendo cursos de formación que faciliten la entrada de los jóvenes al mercado laboral.

A manera de conclusión pero sobretodo resaltando la importancia y el compromiso que ha puesto el actual gobierno, dando a nuestras administraciones locales las herramientas para comenzar el proceso de enderezamiento a una de las tantas dificultades que afectan hoy a los jóvenes no solo Barranquilla, sino el país en general se reconoce la enorme voluntad que pone nuestro gobierno al compromiso de solucionar los brechas que por años han estado en la cotidianidad de la juventud colombiana. 

Por: Fernando Gutiérrez Ruiz / @FernandoGRuiz

Barranquilla